Project Description

Fotografía de Paula Gómez Viale

Carta 36

NUNCA MÁS
Arduo definir el “nunca más” más importante en mi vida. Han sido tantos, algunos trascendentes, otros no tanto, pero sin duda todos difíciles, porque no repetir los mismos errores es una característica que no poseen muchos humanos. Yo siempre recaigo, es más, muy conscientemente, que es lo peor. Pero bueno, habría escrito que el “nunca más” que me marcó fue el haber dejado de fumar, porque estoy muy orgullosa de eso, y de haberlo hecho en edad temprana. Pero la verdad fue algo muy personal, que me empoderó, que me hizo creer que podría alcanzarla luna…fue un instante maravilloso…pero muy mío, con eso no creo haber dejado una huella en el mundo. Entonces, el 2º “nunca más” trascendental, que me vino a la mente, siempre en edad temprana, como a los 12 años, fue el siguiente: Yo siempre fui muy metafísica, pensadora y desde pequeña me interesaban los demás y la justicia por sobre todas las cosas. Participé en un taller de literatura y cine que impartía mi profesor de historia del colegio, al que yo amaba con pasión. El nos habría ventanas hacia el mundo exterior, nos impulsaba a dar lo mejor de nosotros, y nos hablaba de cosas que en ese tiempo de la dictadura nadie pronunciaba. O sea, tenía mi personal semi-Dios. Yo queria que él me notara, participaba mucho en este taller y en sus clases, pero obviamente también hacia tonteras de niña. La mayor de ellas se verificó un dia en el taller cuando, hablando con una amiga y sabiendo que él me estaba escuchando, usé el término descaliñcador de “china”, muy utilizado por los cuicos de ese entonces, para referirme a una empleada. Aún no sé porqué mierda dije eso, cada vez que me acuerdo me siento mal, y él obviamente reacciono diciéndome: “esa china a la que te refieres, es una persona igual ati”, concepto que yo obviamente compartíall Bueno, así nació mi “nunca más expresar discriminación”, ya sea por juego, o por convicción, porque al ñnal me hace más daño a mi que a los otros. Y este “nunca más” lo siento mucho más valioso que el haber dejado el cigarro, porque es algo que deja huella, que enseño a mis hijos, que me impulsa a ser mejor cada dia, y que puedo transmitir a todos los que me rodean, esperando inspirardos….
Volver