Project Description

Fotografía de Karen Schwend

Carta 40

Recuerdo ser una hija cariñosa, adaptada a las “reglas” de la casa propuestas por mis padres, agradecida y respetuosa por lo que ellos me han dado. Al crecer te das cuenta que tienes distintos gustos y opiniones con las personas. Mujer ya decidida y profesional, con una pareja estable y feliz. Rodeada de gente que te entrega cariño, amor y distintas formas de pensar, pero siempre respetando tus decisiones y opiniones.
Dije “NUNCA MAS” tengo que ser como quieren que sea mis padres, nunca más dejar que tomen decisiones por mi, que finalmente llegaron a faltarme el respeto por lo que yo escogí y elegí ser. Creo que como persona uno siempre puede seguir evolucionando, cambiar de ideas y eso se tiene que basar en amor y respeto. Ser lo más humilde posible, intentar buscar las mejores maneras de hacer las cosas.Un Nunca Mas fuerte dentro de mi historia con mis padres, que entiendo que son otra generación. Me llevó a tomar una decisión madura e independizarme y luchas por lo que a mi me gusta y me hace bien.Ese “nunca más” me llevó años en tomar la decisión, emociones de frustración, penas y felicidades. Fue un proceso que lo llevé a cabo con ayuda de terapia como sicólogos, amigos, familia y pareja. Son cosas muy importantes en la vida, por lo que hay que culturizarse, saber a las cosas que uno se tiene que enfrentar, y que se pueden provocar quiebres o uniones.
Un abrazo y cariño para la persona que esté leyendo mi historia.
Volver