Project Description

Fotografía de Julia Lafée

Carta 46

Hace unas semanas recibí el sobre del proyecto La Carta en un almuerzo con unas amigas queridas Nadie abrió el sobre en ese momento, como esperando guardar la sorpresa para después.

Al partir, camine unas cuadras hasta el auto y me fui leyendo lo que había adentro
Me gustaba la idea, era mucho lo que podrían recibir al respecto, cuántas mujeres y cuantos nunca más !!!
Lo raro era que en ese momento no había ningún nunca más en mi memoria No sé, sería que estaba feliz por haber visto a mis amigas, después de varios meses, quizás por estar de visita en Santiago, me sentía urbana finalmente!

Fue raro
Me sentí ajena al proyecto La carta
Y lo lamente porque me gustaba la idea de participar en el

Esa noche , después de haber tenido una mañana densa en el trabajo, viaje a Stgo, regreso, colegio, supermercado, cargar, descargar, comida de los perros, llegar a las 7, hacerla comida…. algo paso conmigo.

Comimos juntos como cada noche. Ya ordenando las cosas, le pedí a mi hijo de 26 años que le diera la comida a los perros ya que no habían comido desde el día anterior Se molestó… Pregunto porque no era más organizada, porque a esa hora, etc. Le di claras explicaciones del día que había tenido. No sé para qué, no tenía por qué hacerlo

Salió a alimentar los perros de mala gana. Mi marido fue detrás, como para solidarizar con su gran tarea. Yo adentro de la cocina, enfurecida con la vida, patee un canasto con mi pierna con los ligamentos operados. Me dolió. Patee con la otra pierna con más rabia. Sin gritar, sin decir nada. Pero ellos me vieron.

Eso no les gustó
Una mama enojada, descompuesta, fuera de control?

Subí
Quería irme
Odie todo a mi alrededor
Quería arrancar de ahí, irme lejos, borrarme y poder alejarme de lo que me hacía mal De quienes no me querían, no entendían, no me cuidaban ni respetaban

Mi marido estaba furioso conmigo
Por mi arrebato, que era desproporcionado, que no entendía
Trate de que entendiera que esa actitud de mi hijo era frecuente. Tenía mala voluntad, condicionaba lo que le pedía a algo a cambio.
Porque no aportaba a la casa participando y ayudando? Porque era así conmigo? Si le hubiera pedido lo mismo mi marido la actitud con él habría sido muy diferente. No lo habría cuestionado. Eso lo sabía y me dolía más que nada
Esa noche habría dejado mi casa. Algo que creo solo una vez había sentido Nada parecía lo mismo Algo se había quebrado en mi sentir hacia mi familia, mi vida ahí, mi marido

Lo que más odiaba era a mi marido. No a mi hijo
Me sentía traicionada x el
El, porque no me había apoyado y defendía la postura de mi hijo
Sé que yo al actuar de esa Manera me equivoque Y cambie el foco de atención hacia mi error en lugar de a la actitud de mi hijo Pero a pesar de que reconocí mi error y se lo dije el no entendió mi postura y no reconoció la actitud de mi hijo de mala voluntad
Incluso me dijo que con es a forma de actuar yo iba a causar que los niños se fueran de la casa … Tienen 23-25 y casi 27…. Yo sería la causal de que se fueran? TM?

Lo odie profundamente, tanto que me daban ganas de pegarle
Creo que aún odio eso de el
No sé si algún día podré perdonarlo. Pero creo que además no debo olvidar
Hasta hoy no hay acuerdos sobre esto
No se toca el tema de nuevo, ya está gastado o al menos yo me gaste No espero nada
Esa noche mire el sobre en mi velador
Habían pasado 6 horas desde el momento en que recibí el sobre, cuando no existían nunca más para mí
Ahora era tarde, estaba muy cansada

Ahí comprendí que si habían habido muchos nunca más, muchos a lo largo de 29 años casados
Y esa noche era uno más
En que me prometía que nunca más me dejaría pasar a llevar, que no me iba a afectar más de la cuenta, que seguiría con mi vida a pesar de la estrechez de corazón de mis hombres
Que sabía que me querían pero a su manera , probablemente no a la mía y que tendría que aprender a aceptarlo
Nunca más enojarme así
Nunca más aceptar un mal trato pero con inteligencia y sabiduría cambiarlo a mi favor O al menos a favor del bien común y no del conflicto
Cada día hay nunca más
Nuestras vidas están llenas de estos
Y gracias a ellos y si podemos respetar estos pequeños diarios nunca más es que podríamos evitar llegar a un Nunca más definitivo, de esos que te llevan a tomar decisiones de dejar tu casa , tu vida , tu proyecto
Reúne tus nunca más
Aprovéchalos y con ellos rediseña tu vida

Lalila

Volver