Project Description

Fotografía de María Alejandra Huerta

Carta 51

1. Recuerdo una situación con mi hermana que siempre manejaba sus errores o falta de respuesta a sus actitudes, con manipulación:
Yo estaba en mi trabajo en Santiago-Providencia (vivimos en San Bernardo) y la llamo por teléfono a mi hermana para preguntarle de algo hecho por ella que me afectaba a mí, y ella en vez de responder, se pone a llorar, y pareciendo que le venía algo así como un ataque al corazón, un desmayo o algo muy grande, deja el teléfono abierto sin colgar y yo escuchando sin saber que le estaba pasando, así es que decidí ir a ver qué pasaba. Cuando llego a iá—CEa la veo bien como si nada, me pare frente a ella y con una seguridad le dije “última vez que me haces esto, se acabo”, y agregue “imagínate que con el susto que pase me pasa algo en el camino, choco o provoco un accidente”.Desde esa vez nunca más, eso sí a veces ella manipula diciendo que ella es tonta que no sabe nada y yo lo que hago es imitarla y bromear, así ella se da cuenta que no le resultan sus manipulaciones de niña (mi hermana e bastantes mayor que yo).2. En mi trabajo siempre que pedía aumento de sueldo o mejores condiciones de trabajo, me argumentaban que yo tenía problemas con la gente (trabajadores a mi cargo por mi trato duro, etc).Una vez me invitaron a almorzar unos clientes, y yo por deferencia invité a mi jefe (para que no se sintiera pasado a llevar).
La invitación era para agradecerme el cliente por mi trabajo, entonces cuando salimos con mi jefe en dirección a la oficina después del almuerzo, el me dice lo mismo “que yo tenía problemas con el trato con la gente, que me tenían miedo bla.., bla, bla), a lo que yo respondí: “ese argumento es añejo y no valido porque los únicos beneficiados con ello son Uds, porque yo me pongo mal con la gente para que los trabajos salgan bien y a tiempo, y Uds quedan como los buenos”, el jefe silencio absoluto, y de ahí nunca más me salió con ese argumento…y por supuesto eso que las personas no me quisieran o tuvieran quejas por mi trato era muy muy antiguo, casi de cuando comencé a trabajar…

Las dos situaciones anteriores corresponden a un instante en que me doy cuenta lo que pasa y que ya no mas….sentir la seguridad que yo estaba en lo correcto….

Volver