Project Description

Fotografía de Paula Gómez Viale

Carta 60

La verdad es que ante todo necesito mostrarles mi dificultad de relatar sobre un “nunca más”. La vida me ha enseñado a descartar los términos tan deterministas, pero si puedo contarles de un proceso de cambio desencadenado a partir de una experiencia muy dolorosa. Este proceso me ha mostrado el desapego, lo cual no significa desvincularse, sino que aprender a vivir sin dependencia emocional, a mirarme con otros ojos, ojos de validación y amor hacia mi misma sin necesitar la aprobación de los otros.
Hacerme cargo íntegramente de mi misma me ha dado libertad, libertad entendida como “hago lo que quiero, en base a mis principios, valores, y mis necesidades”. Para llegar a esto tuve que aprender a hacer conciencia de lo que necesito y lo que quiero, y así, actuar en coherencia con ello. Esto me produce un estado de bienestar, contactarme con la vida sin miedo…” hacerme amiga de la vida”.
Cuando hablo de desapego me refiero también a evitar hacerme cargo de los problemas de los otros, sean estos otros hermanos, hijos, padres, pareja. Aprender a escuchar y aprender de ese otro más que ser la madre salvadora…es muy liberador.
La experiencia dolorosa que desencadenó estos cambios en mi se relacionan con una experiencia de infidelidad por parte de mi esposo cuando cumplíamos 23 años de relación aproximadamente. En esos momentos decidimos reconstruir nuestra relación y desde allí comencé con “YO QUIERO ESTO”. Hoy día, ocho años después, puedo decirles que esta experiencia marca un antes y un después en mí, en él, y en nuestra relación, la cual, no es ni mejor ni peor que la de antes…es diferente, es como haber formado una relación nueva con “otro hombre”. Lo que sí puedo asegurar, es que me siento muy bien “siendo como estoy siendo”.
Muchas gracias por haber sido elegida y darme la oportunidad de ordenar y poner en unas pocas palabras un capítulo importante de mi vida
¡Felicitaciones a todas ustedes!
Volver